car1Cada momento, cada instante de mi sola vida, escribo los dictados de mi corazón, a mi querida, bella, hospitalaria y generosa Villa de Pauza, a la Capital Cervantina de América que es mi fuente de inspiración, es mi musa bella, escribo para ti, escribo para vivir soñando tu gloria, cuantas veces he observado perplejo tu cielo azulino, cuántas veces hemos festejado tus triunfos y cuántas veces han brotado de mis ojos lágrimas amargas y de alegría, son sentimientos encontrados que me salen del alma y vengo a decirle a mi pueblo de Pauza, tierra sagrada que a mí me vio nacer, por dentro siento que mi tierra me llama y mis ojos reflejan su bello amanecer y mis paisanos gente de lucha, de trabajo, los recuerdo bastante porque ellos son testigos de mi niñez y juventud, en mis sueños las letras aparecen de la nada, por qué estas se acomodan sigilosas debajo de la almohada y me susurran ideas, tramas y desenlaces que tejen tu historia, hoy me siento lejos y escribo para seguir viviendo, para decirle a todos, que el pueblo donde nacimos, es los más importante de nuestra vida, es el lugar donde se forjan los sueños, donde recoges los frutos del amor, de la familia, la amistad y el apego a todo cuanto te ha hecho sentir feliz, es mi nostalgia infinita de otras latitudes lo que hace que mi corazón se estremezca de alegría por haber nacido aquí donde he nacido.

Pauza, un paraíso terrenal, situado al sur de Ayacucho, pedacito de cielo, donde han nacido hombres y mujeres valientes, donde la ganadería y agricultura han sido la herencia de nuestros antepasados, que supieron forjar, un pueblo valiente y trabajador, donde adornan a la plaza principal, una hermosa pileta que guarda su historia y una tradición, al lado este la acompaña el gran Palacio Municipal, al oeste la Iglesia Matriz y como broma del destino paralelas a ella dos viejas cantinas, que han visto pasar muchas generaciones, pueblo hermoso con tu volcán SaraSara, guardián eterno, testigo mudo de tantos acontecimientos históricos, por la distancia, tú tan allá y yo tan acá, tan cerca y a la vez tan lejos, nostalgia por los recuerdos, nostalgia por amarte una vez más y que juntos conquistemos tu progreso.
Nunca te podre olvidar, por muchos años que yo viva tú vivirás muchísimos más. Por ti pasarán muchísima gente, unos te harán grande y otros pasarán sin apenas hacerse notar, otros pueblos quisieran ocupar el lugar donde tú estás y tener la gente que tú tienes para de ella poder disfrutar, pues las gentes que viven en tu superficie creen que te quieren de verdad, cuanto quisiera retroceder en el tiempo y estar sentado junto a mis viejos y mis hermanos, en el zaguán de la casa vieja de la primera cuadra del histórico Jirón Comercio, a mis amigos y compañeros cuanto los quisiera abrazarlos. Pero mi vida hoy es diferente, estoy lejos en otra parte, con otra gente recordando por momentos de aquella paloma torcaza de la cual me enamore y hoy mi vida toma otros rumbos, quiero escribir y que los dedos corren apresurados en el teclado, porque las palabras no quieren esperar; escribir porque el corazón habla y la mente está cansada de callar esta nostalgia que invade el alma mía escribir para sentirme vivo o para morir ahogado en mis artículos, en sus párrafos inconclusos, en aquellos versos que brotan de mis sentimientos y pensamientos o en la dulces agonías de mi cotidiano vivir.
Pero a veces la nostalgia trae consigo un perfume triste, trazos de una vida vivida que nos deja cierta sensación de añoranza y dolor en vista de un ayer que tal vez, concentró mucha felicidad, un bienestar del que carecemos en el presente, las personas estamos hechas de recuerdos, de experiencias y vivencias que edifican lo que somos en la actualidad. Dejar que la nostalgia nos acaricie de vez en cuando con su aire tibio y evocador no tiene por qué ser algo negativo.
Cuánta nostalgia invade mi alma, recordar un beso de mi madre o el abrazo fraterno y sincero de mi padre, por siempre los llevare dentro de mí, pero mi corazón está latiendo allá y yo aquí soñando con mi regreso, son casi 10 años fuera de mi tierra, fuera de mi gente, extraño sus fiestas patronales, tus fiestas costumbristas, tus tradiciones y costumbres con que he nacido, se reflejan cada vez que cierro mis ojos y es mucho tiempo, me duele el alma, pero no estoy vencido, sigo en la lucha diaria por combatir y matar al cangrejo que habita en mí y quiero volver a mi pueblo, visitar a mis amigos y familiares quedarme junto a ellos, sentir que yo estoy vivo. Un gran dolor siento en la lejanía, siento que tengo el alma perdida, observo en la pared, una foto del recuerdo de mis padres, están ya avanzados en edad, uno de ellos, la que me dio la vida ya partió en viaje en polvo hacia las estrellas, hacia la eternidad, los he perdido en la lejanía, quiero recuperarme de esos tiempos perdidos al lado de los míos y mis amigos de toda la vida. A veces yo no duermo pensando esos momentos pa´ cuando vuelvan y yo me pinto allá parrandeando junto a mi gente que es gente buena, con mis hermanos, con mis amigos, con todo aquello con que he nacido.
Ahora en nuevo barrio y con nueva vecindad que me rodea les digo, vengo de lejanas tierras, Pauza la que me viera nacer, es tierra de pasión, que llena de amor este corazón herido, vengo a encontrar mi destino que ya estaba trazado, mi otoño era para ti guardado tierra querida. Me despido de la nostalgia, la sal y el agua de mis vivencias, no puedo negar que al escribir este artículo, estoy que no puedo contener las lágrimas en los ojos, pero lloro de alegría. Pero necesitaba escribir, soy una de las personas que tanto extraña esos momentos y que a veces,la tristeza, la melancolía y el deseo de volver a retroceder el tiempo y estar con mi gente, ellos son, esas personas que me hicieron reír, me hicieron llorar, me hicieron sentir. Estar con esas personas con las que estuve tanto tiempo y de las cuales en el tiempo nunca me separé, tengo ahora un nuevo destino, vivo el presente, un gran regalo, ya no me inquieto, ya no indago, el pasado ya no es, el futuro es incierto, solo el presente es lo que es , el pasado solo me trae recuerdos de mi infancia…
Tu historia es mi historia. Los padres de mis padres y mis tatarabuelos, recibieron tu cuna y su primer gemido y después, polvo humano, son tierra de tu tierra. Pauza: eres mía, pues la voz de Sheccid, “La Princesa del SaraSara, mi hija, aumentarán tu eco. Así será. y si una vez el frío doblegara la espalda y los brazos que luchan, ¡tus semillas, en surco, nos darán nueva vida! Bendita tierra, el cariño es lo que abunda, la fe de la población paucina es algo indescriptible, es un pueblo con tradiciones religiosas muy marcadas y con bastante devoción a su santo patrón, “Santiago Apóstol” que te da esperanza de fe. Me rindo ante ti, ¡Pueblo querido!, ante mi estirpe, que tu recuerdo no me abandone nunca, que florezca cada día igual que los campos florecen con el agua de la lluvia, con sus mañanas de sol y los campesinos que siembran de sol a sol, la tierra con tanto cariño y hace que brote el amor por todo lo sembrado y en las cosechas sin flor, ahora yo miro el mundo distinto, por eso te extraño tanto a mi gente del campo, la negra Elba siempre me refregaba esta frase.”Arrieros somos y en el camino nos encontramos”, así es el arriero caminante, sus pasos del campesino que marchan siempre adelante, abriendo nuevos caminos y van sembrando el mañana y el porvenir de sus hijos para que tengan un mejor mañana un mundo nuevo y distinto.
Antes de culminar este artículo, salgo de casa para darme un respiro de este sentimiento que me quebró y camino por las calles del barrio, cruzo la Av. Tarapacá en el viejo barrio bajopontino, donde crecí, soy Rímense e hincha del Sporting Cristal, soy de la raza celeste, que tantas alegrías dio a mi corazón, hoy 5 de mayo es aniversario de mi alma mater la GUE ”Ricardo Bentin, tarareo su himno, Muchachos bentinianos,de gran temple y corazón, gallardos exponentes del Rímac tradicional y cerca de unos blocks de casas de la Unidad Vecinal, pareciese que una vez más el destino me persiguiese o es tan solo un presagio, a lo lejos este ritmo musical corta mi inspirado canto a mi colegio y escucho una cumbia que hace que una fuerza telúrica hace que contenga mi llanto y dejo que la canción fluya en su letra y su música….
Hoy, me encuentro lejos
extraño a mi pueblo, donde nací
Mi familia piensan que ya la olvide
Pero no, no es así
yo quisiera regresar pero no puedo
tengo metas que cumplir.
Sufro mucho al no estar con ellos
Pero es que yo quiero hacerlos feliz
………………………………
Allá voy Pauza…..

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.