PAUZA tierra bendita….
yo volveré Pauza tierra bendita
Junto con los vientos en el mes de julio…..

 
Escribir sobre Pauza, es un sentimiento hecho palabra, porque siento que está aquí conmigo, en mi piel y en mi alma, tú me enseñaste a quererte estando lejos, no te siento con mis manos pero si con el alma. Pauza la que tanto amo y quiero, es dónde nací, el histórico Jirón comercio dónde di mis primeros pasos infantiles, el 24300 mi alma mater, donde me enamoré por vez primera de la paloma torcaza y es dónde quiero estar el resto de mi vida, es poco lo que puedo decir, porque por muchas cosas que dijese me quedarían cortas, a tanta belleza y encanto que posee la tierra mía, por cada lugar que transito se respira la belleza de sus calles, porque me gusta ver sus amaneceres, cuando el sol rompe el horizonte e ilumina al Apu Sara Sara, su cielo azul es incomparable, en ocasiones embrujando los bellos atardeceres de la capital Cervantina de América, escribo a mi pueblo porque deseo confundirme con el verde intenso de sus primaveras, escribo sobre mi que de ella nací y a ella vuelvo en cada parte de mi vida, siempre está en mi mente, yo siempre te tengo presente, porque Pauza vive en mis pensamientos y está en mi sangre prendida, digo esto porque el orgullo por el pueblo dónde nacimos se lleva en la sangre, es el que hace que si estamos lejos nos corra ese frío o nos entra la nostalgia al escuchar el trinar de la guitarra de Edgar Espinoza ”Zuzu” o el tañar del charango del maestro Jaime Guardia.

 
Lo que me enorgullece es que podemos estar muy mal pero siempre salimos adelante, lo mejor que tiene es su gente, el pueblo de a pie que lucha todos los días por salir adelante y hace un culto de la solidaridad con el que más lo necesita. Alguien me pregunto ¿Por qué estas orgulloso de tu pueblo? Yo soy orgullosamente paucino, porque nací, crecí, y he vivido siempre enamorado de mi pueblo, y aunque tenga una mezcla de sentimientos, mi sentir hacia mi terruño, se fortalece día a día, y nada cambia mi gran amor por este pequeño paraíso terrenal y por sentirme muy orgulloso de ser un hijo del Sara Sara. He viajado por muchos lugares del mundo y he visitado ciudades y pueblos del interior de nuestro país, he conocido distintas culturas las cuales respeto y admiro, cada rincón del planeta tiene su propia identidad y la identidad de la cultura nuestra es de indiscutible magia. Me siento orgulloso de ser paucino, por sus valles y su río que riegan nuestros cultivos y ofrece su incomparable grandeza, porque su belleza natural llenan nuestros días de alegría y buen humor, porque hemos aprendido a festejar y a gozar de las creencias y las tradiciones que como estrellas que brillan en el cielo, esta es una tierra diversa en todo sentido, en su folclor, en sus infinitas creencias, mitos y leyendas, porque para entender al paucino se necesita quererlo y mimarlo. Amo a mi pueblo, porque su identidad es única e irrepetible, por su comida, su música, sus bailes y danzas típicas, su sentido del humor y la forma en que nos burlamos de las adversidades. No se ama a Pauza solo con palabras, se quiere a la tierra más en la acción que en la inercia, más en la obra que en el simple sueño, mas en el hacer que en el mirar hacer, más en la sugerencia sana, en la crítica constructiva y alentadora, que en la crítica mordaz y mal intencionada, se luchador a lo franco así te admirarán y se convencerán, enfréntate a la luz, tal como eres, tal como debes ser, pon al servicio de todos tu talento, tus nobles sentimientos ,tu voluntad, pon la acción de tus brazos para las obras de bien, pon tu vida y tú corazón al servicio de tu pueblo y su gente, así tendrás la satisfacción de sentirte feliz por sobre todas las cosas.

 
Paucino (a) si amas a Pauza, participa con tu idea, con tu afecto, con tu acción, participa de sus fiestas patronales y venera a nuestro santo patrón Santiago Apóstol, se un demócrata participa en los procesos electorales, participa en la vida política y partidaria con tu grupo político, participa en el campo laboral, en las manifestaciones culturales y artísticas que son verdaderas muestras de amor y de capacidad personal, demuestra que llevas la conciencia limpia y la frente en alto, todo por Pauza, nuestra patria chica, sé cómo nuestros cerros, como nuestro cielo que dan lo que tienen, que reciben lo que pueden y sin embargo se unen y se enlazan entre si Pauza representa para cada uno de lo que hemos nacido o para aquellos que han pasado por aquí, porqué los paucinos no son solo los que vieron la luz primera aquí, sino todos aquellos que llegaron para quedarse, porque aquí has encontrado el amparo del cielo y el abrigo de su sol, entonces ciudadano demuéstralo con las intenciones de hombre de sanos ideales, con tu acción de hombre de nobles sentimientos, nuestro pueblo necesita más acción de la misma y menos crítica mordaz en la esquina del movimiento, menos censuras sin razón en las cantinas. Si piensas en Pauza, demuéstralo como lo hacen los hombres sensatos, como lo hacen los corazones nobles, si anhelas una patria chica y feliz, demuéstralo con tu trabajo responsable, efectivo a toda luz.

 
Trabajemos que Pauza nos necesita, de ti, de mí y de todos. De los niños que tienden a ser flores en el campo de la vida, de los jóvenes que son flores en la vida, de los hombres y mujeres que son fruto y semilla de generaciones venideras, en Pauza somos regionalistas, importa tanto quién eres o de dónde vienes, porque igual que se heredan los motes o apodos, se hereda el respeto, porque aquí todavía se acostumbra a saludar a propios y extraños, soy un Paucino al igual que muchos, que radicamos en la ciudad de Lima o en el extranjero, que desde la distancia queremos a nuestra tierra de origen y de ideales para continuar con nuestras costumbres y tradiciones ancestrales, desterremos ese paradigma de que los paucinos somos como ese Jano que es representado con dos caras, mirando hacia ambos lados de su perfil, no reniegues aislado, ni critiques a escondidas, mascullando tu silencio, no busques la sombra para ver los defectos ajenos o para crearlos, sin ver lo tuyo, tu inercia, tu envidia, tú pereza, no te ciegue No te ocultes, no te encierres ni escarbes como el topo, ni aúlles como el lobo a media noche, no seas como las aves rapaces nocturnas que esperan un mundo quieto y dormido para saciar sus apetitos, si tienes la razón, di tu verdad a la luz, grítalo a los cuatro vientos, que el pueblo y nuestra gente te oirán y sacaran sus propias conclusiones, despertar el espíritu crítico de la población, acompañar al pueblo en sus luchas con independencia de poder político y económico, en este trajín uno encuentra amigos y también enemigos gratuitos como se dice que cuando uno critica es y será incomodo al gobernante o funcionario de turno, quienes opinamos libremente y lanzamos críticas constructivas y valientes, no pusilánimes, ni condescendientes o cuando tengamos que defender causas justas o denunciar atropellos o abuso de nuestras autoridades y funcionarios que se creen dueños de todo.

 
Hoy me alejo de la tierra que me vio nacer, de mi familia y del barrio Huánuco que me vio crecer, la nostalgia me destroza el alma porque quisiera volverlos a ver, el recuerdo me pone triste, la tristeza me hace llorar y entre llanto y llanto, vuelve mi mirada y el recuerdo viene a mi mente veo a mi pueblo, a mi humilde hogar, también a mi madre bendita, que implora en sus rezos a nuestro Santo Patrón por sus hijos, es muy triste encontrarse lejos de la tierra donde uno ha nacido y más triste si no están presentes los amigos y los seres queridos que el destino nos hizo dejarlos, yo que he caminado por grandes ciudades, pero nunca he olvidado a mi pueblo y ni pienso olvidarlo por nada, aunque tenga sus casas de adobe y una que otras calles polvorientas y empedradas. Quiero dejarte algo tierra mía, algo con aroma a trigales y a maíz, con la labor de la siembra y la cosecha, sembrando semillas de amor, de trabajo, de abnegada labor y conversando con conciencias.

 
Quiero dejarte mis huesos para abonar tus entrañas y volver a nacer en las hierbas de tus campos, yo ansío volver con todo mi ser, regresar a mi pueblo querido y el viejo Santiago me ha de conceder mis suplicas para estar con mi gente o Pa´ morirme allá con los míos, Llevo años, de gritarle a esas conciencias incomprendidas, muchas veces a viva voz, muchas veces con gritos ahogados, y otras veces con dolor he murmurado preguntándome: ¿Cómo serias Pauza si todos te amasen como yo te amo? ¿Qué más puedo escribir sobre mi Pueblo? Podría decir muchas cosas más, pero para terminar solo voy a decir una: “Gracias Pauza por existir.”

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.