Pauza, cuna de hombres y mujeres valientes, donde la ganaderí­a y agricultura han sido la herencia de nuestros antepasados, es un pueblo situado al pie de un volcán, donde nuestros hermanos mayores acuñaron una frase épica que reza “No en vano se nace al pie de un volcán” es algo que siempre escuchamos cada vez que un paucino, en el lugar donde se encuentre dentro de nuestra provincia o tal vez cruzando sus fronteras, levanta la mirada para observar al majestuoso e imponente Volcán SaraSara, con su picacho que le da cierta peculiaridad en toda esta inmensa cordillera del huanzo (en quechua Wansu) del cuál formamos parte en los andes del sur de nuestro país. Solo recordar a nuestros visitantes y no seguir describiendo, esta belleza natural que Dios no doto, sino que sus ojos se lo cuenten, yo solo digo y recomiendo un pomito de colirio para ir enjuagando el iris de sus ojos de vez en cuando para seguir deleitándose de la belleza de la reserva paisajista de esta parte sur de nuestra región.


Los hijos del SaraSara somos todos, no solo los nacidos que vieron la luz primera, también los que ya residen y que ejercen ciudadanía y son los que más defienden a nuestro pueblo por ello todos no resistimos a ocupar muchas veces un incómodo segundo lugar, siempre estamos en la lucha por reivindicar nuestros derechos que nos costaron sangre, sudor y lágrimas y que nadie nunca más nos avasalle, así cuando nos arrebataron de ser distrito capital y no voy a mencionar los motivos para no generar polémica, eso ya es historia, tuvo que transcurrir 94 años para volver a recobrar esa jerarquía de ser nuevamente Capital de Provincia, Pauza es un sentimiento hecho palabra, somos un pueblo de poetas y cantautores, manuales e intelectuales, escritores, personajes que dieron prestigio y lustre a nuestro pueblo, cuna de personajes políticos, ayer diputados hoy congresistas, ministros de estado, en el corazón de muchos paucinos aflora desde su tierna infancia un espíritu regionalista, anticentralista y permítanme recordarle al actual Gobernador que no trate a al sur de Ayacucho como si fuese el patio trasero del Gobierno Regional.


Oh hermosa Pauza, generosa y hospitalaria, tierra querida, donde el fuego de tu volcán Sarasara aguarda tu furia y que en su entrañas guarda un manantial que es fuente de vida para tus hijos. Pero a veces la nostalgia trae consigo un perfume triste, trazos de una vida vivida que nos deja cierta sensación de añoranza y dolor en vista de un ayer que tal vez concentró mucha felicidad, un bienestar del que carecemos en el presente, las personas estamos hechas de recuerdos, de experiencias y vivencias que edifican lo que somos en la actualidad.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.