Corrían los años finales del milenio pasado, el terrorismo se había extinguido casi en su totalidad en la región, los pueblos vivían una calma casi aburrida, donde la rutina se había apoderado de muchos jóvenes, eran tiempos donde en Pauza se vivía en pausa.

Ante esta realidad, un grupo de jóvenes decidieron romper esa rutina, querían acción, quería ser parte activa de su comunidad, querían hacer algo por su barrio, por su pueblo, por su provincia.

Como toda organización política, social o comunal son pocos los que se organizan y mucho menos los que toman acción, en aquellos tiempos, estos jóvenes paucinos o radicados, se unieron, organizaron y se denominaron “Jóvenes sin Fronteras”, con la intención de que todos los jóvenes de la provincia sean partícipes y tomen acción a favor de sus pueblos.

Muchos jóvenes se reunían en la Loza deportiva Juan Pablo II, el que está al costado de la iglesia matriz de Pauza, ahí todos jugaban su pichanguita y solo podían hacerlo hasta donde el astro rey lo permitiera.

En dicha loza deportiva, quedaban aun vestigios de la época dorada de esa chancha deportiva, quedaban unos postes de eucalipto ya maltrechos y a punto de caer, donde anteriormente se suspendían grandes reflectores que permitían jugar en horas de la noche.

Sabiendo que en esa loza deportiva muchos años atrás, en tiempos del grupo “Caravana” contaba con reflectores en sus cuatros esquinas, que convertía la oscuridad en día. Los jóvenes sin fronteras, decidieron devolverle ese esplendor a aquella loza deportiva. Consiguieron reemplazar aquellos eucaliptos maltrechos por unos nuevos, tramitaron ante la municipalidad para que les regalara los fierros que tenían tirados en su almacén para hacer las mallas metálicas para que protegiera de los pelotazos las ventanas de la iglesia, hicieron actividades para reemplazar o reparar los reflectores que antes habían alumbrado ahí. Lo curioso es que en su mayoría estos jóvenes sin fronteras, no eran peloteros.

Esta acción a favor de los peloteros despertó a muchos otros jóvenes y también a algunos peloteros que se hicieron parte de esta agrupación que siempre tenía las puertas abiertas para todo aquel que quería trabajar a favor de su comunidad. Ya con algunos miembros más, esta agrupación joven, continúo tomando acción en muchas actividades y organizaciones de su provincia, entre ellas la formación de la Asociación Paucina Osccollo Pampa, que merece otro capítulo aparte.

Los jóvenes sin fronteras seguían trabajando en todo lo que fuera acción a favor de algún barrio o de toda la provincia, estaban decididos a participar en todo.

Ya se acababa el milenio, uno debía prepararse para cambios más profundos en nuestras vidas y en nuestros pueblos, también eran días de cambios de las autoridades municipales y se venía una nueva etapa electoral en nuestra provincia, en donde muchas agrupaciones políticas reaparecían de su letargo.

Como en toda etapa electoral, las agrupaciones políticas tradicionales iban formando sus cuadros o listas de candidatos teniendo como requisito principal que sus miembros sean de abolengo, dando poca oportunidad a los jóvenes, también surgieron agrupaciones políticas de ocasión, en donde hacían sus listas entre amigos y compadres.

Los jóvenes sin fronteras acostumbrados a participar activamente en el quehacer de su pueblo se hacían presente en toda reunión política que era convocada por las agrupaciones de ese entonces, saliendo de todas con la misma sensación de que todo era de lo mismo, promesas que no se podían cumplir y apetitos personales, sin dar oportunidad a los jóvenes.

Las invitaciones por los grupos políticos seguían haciéndose por las radios o por folletos, es cuando uno de estos folletos llamo la atención de los jóvenes sin fronteras, era una agrupación política que invitada a unírseles y entre sus lineamientos planteaba que para ser miembro de su agrupación o incluso posible candidato, no importaba si antes habías pertenecido a alguna otra agrupación política o si nunca habías participado en uno, decían que las puertas estaban abiertas para todos, además planteaba que para ser candidato de dicha agrupación política solo se requería ser un buen ciudadano de la provincia, tener aceptación de la gente, ser honesto y tener ganas de trabajar por su pueblo.

Los jóvenes sin fronteras decidieron ir a una de estas reuniones para ver qué tan cierto era todo lo que decía ese folleto. Cuando llegaron, se estaba formando y eligiendo a los miembros del comité provincial de esa agrupación política, se proponía a dos o tres de los presentes y se votaba a mano alzada, así fueron eligiéndose a todos los integrantes que en su mayoría pertenecían al magisterio, casi todos colegas, recayendo los cargos más importantes en ellos y por pura casualidad fueron elegidos uno que otro miembro de los jóvenes sin fronteras.

Con el comité provincial bien formado, los medios de comunicación informaban y daban por hecho que el Secretario General elegido aquella noche, era el candidato provincial para la alcaldía por defecto y solo quedaba que sus otros integrantes se repartan las regidurías.

Dado por hecho que los miembros del comité de dicha agrupación política deberían de conformar la lista de candidatos. Surgió la voz de los jóvenes sin fronteras, pidiendo que se respete lo que se decía desde un principio, que los candidatos deberían ser buenos ciudadanos, tener aceptación de la gente, ser honestos y tener ganas de trabajar por su provincia.

Algunas agrupaciones políticas ya iban definiendo y anunciando su lista de candidatos, quizás sabedores que empezar antes o a tiempo en la campana electoral les ayudaría llegar al sillón municipal. Mientras tanto los jóvenes sin fronteras estaban decididos a buscar a ese ciudadano que reúna los requisitos que se anunciaba en el folleto. Empezaron a trabajar realizando encuestas en todos los pueblos de la provincia, los resultados de dicha encuesta sirvió para saber lo que los pobladores deseaban de quienes deberían ser sus futuras autoridades. Los jóvenes sin fronteras ahora contaban con información y datos reales de  los votantes, por lo que decidieron realizar varias encuestas más y el resultado de todo ello sorprendió a propios y extraños.

Conociendo lo que la gran mayoría de la provincia deseaba de quien debería ser el alcalde provincial y quienes también deberían ser sus regidores, se procedió a ir en busca de esas personas, para hacerles la invitación para que participaran como candidatos de la agrupación política al cual integraban los jóvenes sin fronteras. La tarea no fue nada fácil, ya que las personas invitadas pertenecían ya a alguna agrupación política y otras jamás habían pertenecido a uno y ni tenían intensiones de participar.

Se hizo la invitación a todas las personas que en las encuestas tenían mayor aceptación, logrando con ello formar una lista completa para la alcaldía provincial. Ese afán de hacer cumplir lo que ese folleto ofrecía, hizo que muchos de los primeros dirigentes y miembros de dicha agrupación política renunciaran o se retiraran, tomando por ello casi el control total de dicha agrupación política, los jóvenes sin fronteras.

Se había cumplido con el primer paso, que era formar una lista tal cual decía el pequeño folleto que había llegado a manos de los jóvenes sin fronteras, ahora tocaba trabajar para hacer que las personas invitadas y ya candidatos oficiales tengan un plan de acción conjunto y por ultimo trabajar activamente en la realización de la campaña a favor de ellos. Como era de esperarse se logró ganar dichas elecciones ampliamente a pesar de que había algunos otros candidatos que dieron pelea.

Los jóvenes sin fronteras queriendo cumplir a rajatabla lo que decía el bendito folleto, solo logro poner a uno de sus integrantes en la lista de candidatos para ocupar una de las regidurías, este joven participo como candidato no por ser parte de los jóvenes sin frontera sino por méritos propios, es decir las encuestas lo pedían.

 

Integrantes de los jóvenes sin fronteras:

  • Yury Escobar Huamani (Inicio como vocal, termino como secretario general de la agrupación política de ese entonces)
  • Marx Molina Rosario (Inicio sin cargo y termino como vicepresidente)
  • Emerson Bendezu Ortiz, (inicio como vocal y termino como tesorero)
  • Yuri Walter Valdiviezo Gutiérrez (Inicio como prensa y propaganda, finalizo con en el mismo cargo)
  • Gustavo Medina Moran (inicio como vocal termino como secretario de deportes)
  • Nélida Paytan Escobar (Inicio como vocal y finalizo como secretaria de actas)
  • Luis Ramos Rodríguez (Inicio como vocal y termino como secretario de juventudes)
  • Rosa Martha Gutiérrez Escobar (Inicio sin cargo, termino como vocal)
  • Nelly Álvarez (Inicio sin cargo, termino como vocal)
  • Salomón Tipo Quea (inicio sin cargo termino como vocal)
  • Henry Sarmiento Quispe (inicio sin cargo termino como vocal)
  • La lista de los jóvenes sin fronteras es más extensa, los mencionados arriba son los que destacaron por su trabajo activo e incondicional)

 

Los cargos que fueron ocuparon los jóvenes sin fronteras se dieron por la renuncia o abandono de los que en un inicio habían conformado el comité provincial de la agrupación política de ese entonces.

 

Personas que participaran como candidatos invitados:

  • José Rosenthal Quispe (Invitado – Elegido como alcalde provincial)
  • Edgar Morisaca Flores (Invitado – Elegido Teniente Alcalde)
  • Encarnación Rosas de Guardia (Invitada – Elegida regidora)
  • Cesar Guardia de la Cruz (Invitado – Elegido regidor)
  • Oliva Flores Flores (Invitada – Elegida regidora)
  • Yury Walter Valdiviezo Gutiérrez (Integrante de los jóvenes sin fronteras – Elegido regidor)

 

Las invitaciones y cargos ocupados se hicieron de acuerdo a los resultados de las encuestas realizadas por los jóvenes sin fronteras.

Leave a Reply

Your email address will not be published.