Soy charanguista, compositor y cantor. Nací­ en Pausa, Ayacucho. Vine a Lima en los años 40 y canté en coliseos y radios. He viajado por todo el mundo con la música andina.
Escribe:Marí­a Isabel álvarez.
A sus 83 años, Jaime Guardia continúa con el incansable proyecto de difundir el charango por los escenarios. En casa guarda un lugar especial para su entrañable amigo José Marí­a Arguedas, con pinturas y fotografí­as que lo recuerdan. “A Jaime Guardia, de la Villa de Pausa, en quien la música del Perú está encarnada cual fuego y llanto sin lí­mites”, se lee en la dedicatoria de ‘Todas las sangres’. Una entrevista con una leyenda viviente del folclore peruano.
Á 
Á¿Cuántos años lleva dedicándole su vida a la música peruana?
Á 
Como 70, comencé a los 8 años a aprender a tocar el charango. Siempre quise dedicarme al arte. Todaví­a conservo mi primer charango.
Á 
Á¿Y recuerda quién se lo regaló?
Á 
Fue un obsequio de mi familia, era un pequeño charango de sauce, rústico, como de juguete, que me lo compraron en la feria de Pausa (Ayacucho), donde vendí­an esos instrumentos. Siempre me apoyaron para aprender música.
Á 
Á¿Qué representa el charango en su vida?
Á 
Para mí­ el charango es mi fiel compañero.
Á 
Usted fue un muy buen amigo de José Marí­a Arguedas, Á¿cómo fue ese primer encuentro?
Á 
En una de mis actuaciones en Radio Nacional, él se me acercó y me dijo que trabajaba en el Ministerio de Educación. í‰l vení­a siempre a mi casa, se hizo muy amigo de mi familia.
Á 
Al hablar de Arguedas, muchos recuerdan a una persona depresiva…
Á 
Como amigo era muy distinto. Era alegre, le gustaba la música, bailar y cantar. También contar chistes.
Á 
Á¿Por qué es tan crí­tico a las fusiones en la música andina?
Á 
Bueno, es que distorsionan mucho el hecho de conservar la identidad de un pueblo. Es música que se junta con otros géneros y ya no es lo mismo.
Á 
Arguedas también estaba en desacuerdo…
Á 
¡A él qué le iba a gustar eso! í‰l trataba de conservar la música tradicional. Su consejo era cuidar la identidad de nuestros pueblos. Esa siempre era su primera recomendación.
Á 
Á¿Los peruanos le hemos dado el reconocimiento que merece su trabajo?
Á 
Yo recibo el cariño de la gente y sus aplausos cada vez que tengo mis actuaciones, pero por parte del Estado, no. Solo recibí­ una condecoración por parte del gobierno de Toledo.
Á 
Á¿Qué hace especial a un charango?
Á 
El charango es totalmente diferente, no lo podemos comparar con otro instrumento. Encierra mucho más sentimiento y es más dulce, por eso me considero alguien muy sensible.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.