ex3Es un hecho innegable la devoción y la fe que nuestros pueblos andinos católicos tiene a sus santos, una vez más la Iglesia Católica manifiesta que el único mediador nuestro ante Dios es nuestro señor Jesucristo y él ha querido asociar a su mediación a todos nuestros hermanos los Santos que triunfaron en la vida terrenal y están ahora en la gloria intercediendo por nosotros.
Cuenta la historia que en la provincia de Paucar del SaraSara,eran tres hermanos que se quedaron a vivir en pueblos cercanos : El Señor de la Exaltación del distrito de Oyolo, El Señor de Lampa del distrito de Lampa, el Señor de Yampura del distrito de Corculla, porque los pueblos de tierra adentro, tienen un fervor religioso único y lo festejan de acuerdo a sus usos, costumbres y tradiciones con sus cánticos, música tí­pica del lugar, danzantes y llameritos danzan y otros bailan al compás del arpa, violí­n y la banda de músicos.Existe otra versión que cuenta que nuestro Señor de la Exaltación, hizo su travesí­a por el Mediterráneo, Atlántico y el Pacifico, cruzando por el estrecho de Magallanes, hasta llegar al Callao, fue enviado al Cuzco y luego a Oyolo.
Las autoridades y pueblo en general, al contar con una hermosa iglesia matriz “San Juan Bautista”, construida por el clero de la Compañí­a de Jesús de San Ignacio de Loyola, por el año de 1740 solicitaron al obispado del Cuzco, la designación de una imagen patronal, siendo aceptada y elegida la milagrosa efigie del Señor de la Exaltación de la Santí­sima Cruz, como Patrón de nuestro pueblo.
ex4La imagen imponente de nuestro Señor de la Exaltación, fue llevado de la ciudad del Cuzco por una comisión de oyolinos en hombros, atravesando cordilleras, rí­os y quebradas y llegando al pueblo de Oyolo, para luego ser entronizado en la nave derecha de su Iglesia Matriz, la sagrada imagen sale en procesión por las calles de la Villa de Oyolo, el 15 de setiembre de cada año, en la actualidad la Iglesia Matriz es reconocida como “Patrimonio Cultural de la Nación” declarado por Resolución Directoral Nacional N°380/INC de fecha 12 de abril del año 2000, nuestra iglesia matriz sufrió pavorosos incendios en dos oportunidades, salvándose milagrosamente la sagrada imagen de nuestro santo patrón, atraves de los años nuestra iglesia matriz ha tenido hasta tres obras de restauración, siendo el último el que actualmente se encuentra en proceso en virtud a una R.D del Ministerio de Cultura que declaro viable el proyecto de Recuperación del monumento virreinal religioso Templo San Juan Bautista de Oyolo el año 2014, gracias a las gestiones del comité conformado por fervientes devotos del santo patrón, de los compoblanos que residen en el Perú y en el Extranjero, además del apoyo incondicional de la pareja presidencial.

 
ex1Como dirí­a el cacique de los andes, don Maximiliano Narrea Huamani, lo pude constatar en la fiesta del Señor de la Exaltación cada año en el mes de Septiembre en el centro Lima en la Iglesia San Marcelo y después en el distrito de Surquillo en la iglesia San Vicente de Paúl,nuestra fiesta patronal, es un reencuentro de compoblanos ninguno puede faltar, no hay excusa que valga, por ningún motivo, porque es un pecado casi mortal el faltar, y el Señor de la Exaltación lo castigarí­a muy duro, por todo el año por no asistir a la liturgia de la Santa Misa y a la procesión de la efigie, todos asisten con sus mejores trajes, algunos piden vacaciones para poder confraternizar con sus coterráneos y de ese modo perdura la tradición que es identidad nacional, quí­micamente pura de un pueblo que reafirma sus tradiciones, costumbres y sus orí­genes. En el dí­a central de la festividad, realzo el acto litúrgico que es la santa misa, el solo escuchar al coro de mujeres que con voz chillonas que le cantan al señor de la Exaltación en quechua, “Aquí­ estamos tus hijos, Señor de la Exaltación, llorando en tierras extrañas , una vez por año nos reunimos, y no sabemos si el próximo año estaremos vivos para estar contigo”, con gran sentimiento, con el corazón en la mano, recuerdan la tierra que los vio nacer , al mirar a mi alrededor dentro de la iglesia, las emociones después al terminar la santa misa, todos salí­an muy contentos, descargados después de una terapia masiva , con el alma limpia y con el espí­ritu liviano, casi todos se saludaban porque la mayorí­a se conocen, reinaba siempre un gran espí­ritu de camaraderí­a, para el oyolino es fiesta nacional , gran regocijo y algarabí­a, se acompañaba al Señor de la Exaltación en procesión por muchas cuadras hasta llegar a su local social “El Centro Progresista Oyolo Unificado” los hermanos cargadores se quitaban el hábito y comenzaba la confraternidad durante el almuerzo que consistí­a en un suculento patachupe al estilo oyolino, plato bandera del pueblo, y también dentro de la sede institucional se vendí­a este plato tí­pico popular, después de guardar al Señor en su local en su pequeña capilla, vení­an los brindis: ! por el viejo, por el patrón del pueblo!!Por nuestros ancestros! ¡Por nuestro amigos y hermanos que ya no están!, !Por nuestros padres que están en la gloria del señor! y muchos motivos más. -el brindis es con cerveza, ponche de maní­ y chicha de jora. Salud con todos ustedes y hasta el próximo año.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.