La antigiguedad de los juegos, no se podrí­a determinar, ni aún conjeturar con seguridad en que punto de la historia el hombre empezó a jugar, pero hecha la investigación y haber revisado textos, llego a la conclusión de que el origen de los juegos es contemporáneo al de las sociedades, este juego perteneciente a la familia de los “juegos de Raza” dado que se presume existió prácticamente desde que el hombre descubrió que un guijarro podí­a rodar y a su vez chocar con otro, es prácticamente conocido en todas las culturas del mundo, que ya se jugaba desde la “Edad de Piedra” con bolitas de barro.

El origen de la palabra “Canica” proviene del germano “Knicher”. A través de la conquista llega a América Latina encarnándose en las diferentes culturas con diferentes nombres o denominaciones de acuerdo a la cultura, o el modo de jugarlo.

Hecha esta descripción, paso abrir el baúl de los recuerdos y desempolvar la historia de un juego que ya no esta vigente, que lo conocí­amos como el “Choclón”, que por años los paucinos jugaban en la fiesta patronal de mamacha chumbe en Ancaypahua, ubicado en el barrio de Ayararanca, hecha las indagaciones con nuestros hermanos mayores, amigos y familiares de esa época, en antaño este juego se daba también en semana santa, el sábado de gloria era el dí­a señalado, y se prolongaba hasta el domingo de resurrección, el lugar era el terreno(Chacra) de Don Jacinto Mosqueira, donde se instalaban los toldos con sus tullpas, se acondicionaban mesas, sillas, bancas para recibir al visitante o lugareño quienes degustaban los potajes de nuestro pueblo, en algún lugar estratégico de ese predio, se hacia el hoyo que era para jugar el “ Choclón”, este lugar esta situado en la plaza de armas, donde hoy funciona la Unidad de Gestión Educativa — UGEL. El Puesto policial y la Municipalidad Provincial, era casi toda esa cuadra, mi generación vio expandirse este juego que era la atracción en la fiesta de Ancaypahua, solo se dejaba de jugar a la hora de la misa y en la procesión de la Virgen de Chumbe, este juego se realizaba en un hoyo con ocho bolas parecidas a las canicas, al cuál llamamos “Tincas”.

El choclonero es quién recibe las apuestas, en cada mano tiene 04 tincas o las bolitas del choclón que eran un poco mas grandes que las canicas, dentro del hoyo parecido a un embudo, dentro en el medio del hoyo una circunferencia, como si fuese un cinturón de 2 cm. de ancho por 1 cm de profundidad, es una demarcación dentro del hoyo donde quedan algunas o en mayor o menor número las tincas al ser lanzadas por el choclonero. si las tincas que quedan en ese lí­nea descrita son pares, la apuesta se paga y si son impares al igual las que caian dentro del hoyo o choclón es para el choclonero, espero no equivocarme en esta descripción, pero acepto algunos alcances de nuestros compoblanos, es lo que he visto durante mi niñez y juventud y tengo grabada en la retina de mis ojos a tres grandes chocloneros de esa época a los señores, Máximo Vilcarimac Razzo “Chaplin”, Manuel Ludeña “Mañuquito” y a Rodolfo Zuzunaga Vilcarimac “Ofito” grandes maestros en este juego, otra descripción casi similar es, si el que tira acierta a echar pares adentro del hoyuelo gana y recoge en consecuencia todas las bolitas, de adentro y de afuera; en el caso contrario pierde.

El “Choclón” o “La Olla” se conoce así­ en muchas partes del Perú, “Chócolo (Colombia), “Chócola” Costa Rica, “Cholla” (México),El objetivo del juego es lanzar las tincas en el choclón y al final de la partida quedarse con el mayor número de bolitas, no hay tal vez juego que entusiasme o seduzca más a los paucinos de antaño que este juego del choclón, que hoy recordamos con nostalgia y solo vivimos de gratos recuerdos inolvidables. Esperemos que este año en la festividad de mamacha Chumbe, nuestra santa patrona haga el milagro y que vuelva el choclón para alegrí­a de muchos paucinos chocloneros.

 

+ Guijarro (piedrecilla ovalada o canto rodado)

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.