“La Canción Andina es la más genuina, ancestral, tradicional, y predominantemente anónima riqueza testimonial, que los pueblos andinos han legado a las generaciones”. La elección del 15 de junio obedece a que a partir de esa fecha los pueblos andinos, mediante sacrificios, ofrendas y ofrecimientos, inician las festividades en honor a la Tierra y al Sol, actividades que se realizan hasta la llegada del Dí­a del Campesino, el 24 de junio.


“En su vasta diversidad y riqueza, la canción andina describe el pensamiento y sentimiento de una gran nación, formada por herederos de grandes culturas, civilizaciones y un vasto imperio que encuentra en esta expresión musical el mejor vehí­culo de interconexión con el tiempo y el espacio”, manifestó el ministro de Educación en la ceremonia de hoy donde se hizo el anuncio.Gracias a los recientes descubrimientos arqueológicos de instrumentos musicales, se sabe que en el Perú la música se remonta al menos a unos 10.000 años de antigí¼edad, de esa larga tradición proceden las quenas, las zampoñas, los pututos (trompetas de conchas marinas) y una gran variedad de instrumentos de viento en cuya fabricación se emplearon materiales como caña, barro, hueso, cuernos y metales preciosos, así­ como diversos instrumentos de percusión. El encuentro de lo andino y lo occidental ha dado origen en el Perú a más de 1.300 géneros musicales. Pero dos de ellos han rebasado el ámbito regional y se han convertido en sí­mbolos de la identidad peruana: el huayno y la marinera. Compuesto por una mezcla de alegrí­a y nostalgia, el huayno se ha convertido en la base de la creación de nuevos ritmos musicales contemporáneos, gracias a su estructura musical simple y flexible, por un lado, un texto musical (melodí­a, ritmo), acompañándolo o haciendo las veces de contrapunto, le sirve de soporte. Ambos se realizan por medio de una o varias voces que pertenecen a personas condicionadas por su experiencia personal y colectiva en un contexto socio-cultural e histórico determinado.


Es que nuestro canto es misticismo, nostalgia, que le da el mundo del ande a sus creencias, costumbres y convicciones. Allí­ están el huayno, la wifala, la kashua, el chuta chutay entre otras variedades. Si hablamos solamente del huayno está los tristes, alegres, con arpa y violin, con guitarra, o con quena; no importa la forma sino el hecho de que mediante esta manifestación cultural que ha tenido que pasar por muchos embates nuestros pueblos del norte centro y sur se unan al compás de una misma melodí­a y celebramos el Dí­a de la Canción Andina, con el objetivo de promover en las nuevas generaciones el reconocimiento a la música y la cultura vernacular.

 

can2

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.