Gran preparador de caballos de paso, durante las fiestas patronales del mes de julio solí­a bailar marinera al compás de la banda y los camaretazos que hací­an parar en dos patas al brioso corcel, estampa que duraba algunos eternos segundos, para algarabí­a de los concurrentes, que terminaban aplaudiendo a rabiar al gran Abelardo y su caballo bailarí­n. Era una delicia verlos juntos, era la parte más esperada del programa de fiesta, a decir de algunos contemporáneos que lo disfrutaron. Los compueblanos de antaño no recuerdan otro chalan que haya igualado sus acrobacias. Esta estampa aún perdura en la memoria de los Á pocos paucinos que frisan los noventa años. Abelardo fue algo irrepetible.
Á 
Á 
Allá en la tierra de la huayllacha, donde nacieron grandes personajes, artistas y profesionales, allí­ bajo la atenta mirada del Apu Sara Sara, nació el 2 de enero de 1925, don Abelardo Guardia Neira en la Villa hermosa de Pauza; Á hijo Á Á de don Telesforo Guardia Villafuerte y de doña Zoraida Neira Gutiérrez,Á  paucinos por sus cuatro costados.Á  Siendo el único hijo varón de una familia de cinco hermanos: Rosa, Emma, Aurelia, Victoria y Abelardo.
Á 
Á 
Hijo engreí­do, hermano protegido por las hermanas; fue criado sin excesos y sin carencias. Abelardo creció en Pauza, lugar del que nunca se fue, sus vivencias son de Pauza; Á y vivió como tenia que vivir el hijo de una familia próspera aprendiendo a manejar las rentas de la Á familia Guardia Neira. Y el calendario pasó de prisa, los otoños fueron dorando su piel y se convirtió en un joven soltero codiciado por las mozuelas de la alta sociedad paucina. Pero Abelardo era todo un picaflor, amigo de la buena vida, del buen comer y del buen vestir.
Á 
Á guardia neyra
Á 
Abelardo y sus hermanas: Aurelia, Victoria y Rosa
Á 
Á 
Abelardo Guardia Neira, criador de caballos, agricultor y comerciante, libre como el viento, gran conversador social, que dejo una frase que se hizo famosa “suelta el vaso Abelardo”, porque mientras conversaba se olvidaba del vaso de licor que tenia entre manos y seguí­a su charla infatigable. Participo activamente de la vida polí­tica paucina desde su convicción de aprista; abrazo los ideales primigenios del compañero Ví­ctor Raúl Haya de la Torre.
Á 
Á 
Á Se casó con la profesora doña Encarnación Rosas Salazar y tuvieron una numerosa prole: Dito, Winder, Fredy,Á  Astrid, Gustavo, Elmer, Mina, Ramón, Teresa, Raúl y Carlos.
Á 
Hijos que poblaron el mundo llevando el apellido a confines desconocidos. Abelardo emparento la Flor de Loto con la Flor de Retama, a través de su hijo Ramón quien hoy reside en el lejano oriente (Japón), donde recientemente nació la última nieta de Abelardo Guardia. Era una delicia observar a don Abelardo Á rodeado de todos sus hijos compartiendo la mesa familiar. Radiantes, vitales y saludables degustaban los más deliciosos manjares de la cocina paucina. Esta memorable escena pantagruélica es lo que más recuerdan hoy los hijos de Abelardo.
Á 
Á 
Á Buen anfitrión, facilitaba los caballos a todo aquel que lo solicitara sin cobrar centavo alguno, conocido como el Márquez de Pauza, por la gran cantidad de propiedades que tuvo que administrar, desde laÁ  hacienda de Sacracaca y Á chacras por todos lados. “Y la vida siguió como siguen las cosas sin mucho sentido”
Á 
Á 
Personaje muy querido y respetado de Pauza que después de 83 años de intensa vida, dejo de existir elÁ  18 de abril delÁ  2008. Fue el representante más popular de la última generación de paucinos notables: Abelardo Guardia Neira. Perteneciente a la aristocracia paucina, barones de la tierra que hicieron de nuestro pueblo un lugar acogedor, apacible y progresista. Partió al repique de campanas, aclamado, recordado, comentado y llorado por todo un pueblo, que lo acompaño hasta su última morada.
Á 
Á 
El recuerdo de Abelardo cabalga por todos los rincones de su querida tierra, son testigos los caminos, la lluvia, los tunales, el viento de las cinco de la tarde. Cabalga por lugares lejanos y desconocidos, hasta retornar a la tierra que tanto amo, para rendir el homenaje de siempre al Patrón Apóstol Santiago. Su recuerdo vivirá hasta la tercera generación de los Guardia Rosas, cuando el último de sus nietos haya partido a su encuentro.
Á 
Á 
Á 
10330380_234795480047723_4949592012650107894_n
Abelardo y Teresita
Á 
Á 
Á 
Á 
Á 
Existen personas cuya vida pareciera resumir la época que les toco en suerte vivir. Si José Antonio Graña es el chalán limeño representante de una época que se fue;Á  en Pauza lo es la figura de Abelardo Guardia Neyra, el chalan paucino que bajo su poncho de lino tejio celebres historias contadas y no contadas. Dejame que te cuente paucino que desde los linderos de Marcabamaba hasta las piedras de Casiri, saben de su paso por esta vida llena de luces y sombras. De cuando los paucinos se desplazaban solo a caballo, a mula o en burro, de cuando los solares se llenaban de hijos que alegraban la mesa familiar. Mientras las familias prosperaban y los tunales florecí­an.
Á 
Á 
Á 
Pauza era un lugar soportable y les dejaba espacio para la dicha.
Á 
Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á Á 
La Municipalidad Paucar del Sara Sara y el Comité Organizador de la II Feria Regional y XXIV Feria Provincial Agropecuaria, Artesanal y Folclórica de Pauza 2017, en sesión de integrantes del Comité Organizador de la Feria realizada el |16 de febrero del 2017, se decidió de manera unánime que este año 2017 la ferie se denomine Abelardo Guardia Neira; en mérito a que Abelardo fue una persona ilustre, un gran ganadero, productor agropecuario y aficionado a los caballos de Paso. Significara el inicio de rendir homenaje a las personas y familias identificados con la producción agropecuaria y queÁ  apostaron porÁ  el desarrollo de nuestra localidad de Pauza.
Á 
Á 
Notable iniciativa para rendir homenaje a los paucinos que hicieron historia contribuyendo a engrandecer a nuestro querido Pauza. Abelardo está de regreso y la familia Guardia Rosas, prepara una serie de actividades para recordar al patriarca, como por ejemplo una exposición fotográfica en el Hotel Rosas, para recordar los momentos más notables de su vida.
Á 
Á 
318316_1905049232913_5109190_n
El compañero Dr. Enrique Melgar, Abelardo y ítalo Villaverde

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.